Tuberculosis.
 

Tuberculosis.


La tuberculosis es una de las infecciones más frecuentes y graves del mundo subdesarrollado y de las poblaciones marginadas de los países occidentales. La tuberculosis está claramente asociada con la pobreza, la guerra, la marginación y la indigencia.


La tuberculosis puede transmitirse por muchas vía (aérea, digestiva, contacto) sin embargo es la vía aérea la más frecuente en la actualidad. El bacilo responsable de la enfermedad es transportado en las gotitas que se producen con la tos o los estornudos y alcanza de ésta forma el alveolo pulmonar de otro individuo, ocasionando la primoinfección.


El riesgo para un viajero normal es mínimo, prácticamente inexistente salvo que vaya a estar en contacto directo con enfermos o poblaciones de riesgo. En estos casos y tan sólo cuando un viajero vaya a vivir durante varios meses en una zona endémica se puede plantear la conveniencia de recibir una dosis de BCG. La BCG tiene una capacidad de protección muy limitada y, curiosamente, parece que la protección es mayor par Mycobacterium leprae que para M. tuberculosis. Si un viajero va a trabajar con pacientes tuberculosos debe contemplar las medidas de aislamiento respiratorio, básicamente el empleo de mascarillas faciales con filtros de alta eficiencia (es un elemento básico para todos los cooperantes).


Los pacientes con inmunodeficiencia celular tienen una mayor susceptibilidad a padecer esta infección por lo que deben extremar las precauciones y evitar ponerse en situaciones de riesgo.