Otitis externas.
 

Otitis externas.


La otitis externa es una frecuente complicación de los viajeros, sobre todo los niños y en las épocas de verano, cuando se frecuentas los baños en el mar o en las piscinas. La infección se produce por la contaminación del conducto auditivo externo provocando dolor, inflamación y supuración.


Hay personas con mayor propensión a padecer otitis externas. Estas personas deben bañarse con tapones ajustables de cera y en el caso de padecer los síntomas de otitis iniciar un tratamiento local con gotas que contengan antibióticos y antiinflamatorios (es conveniente llevar un preparado así en el botiquín de viaje).