Mordedura de serpientes.
 

Mordedura de serpiente.


Como idea general se puede afirmar que las serpientes tan sólo muerden cuando son molestadas y tienden a huir cuando se sienten amenazadas. Si bien, esto es verdad, cuando uno se encuentra delante de una cobra venenosa no piensa más que en salir corriendo sobre todo cuando ella está encajonada o no ve salida (experiencia personal). Las serpientes detectan la presencia de otros animales mediante la percepción de las vibraciones de la tierra, el olor, la vista –aunque hay algunas ciegas otras tienen una vista excelente- y la detección del calor que emite un animal de sangre caliente; las serpientes no tienen el sentido de la audición.


Hay varias familias de serpiente (Tabla 2) y la mordedura puede producir síntomas locales y sistémicos.


La mordedura de la familia Elapidae (p.e. cobras africana y asiática) produce lesiones locales muy importante, con inflamación y necrosis tisular. Un 20 % de los sujetos tienen síntomas de neurotoxicidad y un 10 % fallece en las primeras 5 a 20 horas.

La mordedura de las serpientes de mar generalmente no provocan grandes efectos locales ni sistémicos (80 % de los casos), pero en el 20 % pueden aparecer síntomas derivados de toxicidad muscular, neurotoxidad e insuficiencia renal en las primeras dos horas después de la mordedura. Un 10 % de los sujetos fallece en menos de 15 horas.


La mordedura de víboras no tiene efectos graves en el 30 % de los casos; siendo la inflamación local (70 %) y la necrosis (10 %) las manifestaciones más frecuentes. El veneno tiene un efecto vasculotóxico pudiendo aparecer sangrado e hipotensión. La mortalidad es aproximadamente del 1-5 % en las primeras 48 horas.



Tabla 2. Tipos de serpiente.


ColubridaeElapidaeViperidae


Boomslang (Africa)CobrasVíboras

Vine snakeKraits (Asia)Adders

KeelbacksMambasCascabel

Del coral (Asia)Pit vipers

Serpiente de mar


El tratamiento de una mordedura de serpiente consiste en lo siguiente:


1.- Inmobilizar el miembro afecto.

2.- Lavar la herida con agua y jabón.

3.- Poner un vendaje compresivo.

4.- No poner torniquete a presión.

5.- Traslado urgente a un centro médico.

6.- Si es posible, llevar la serpiente.



En el centro de referencia se decidirá la administración del antiveneno en función de la existencia de shock, alteraciones electrocardiográficas, síntomas de neurotoxicidad, datos de rabdomiolísis, sangrado espontáneo, alteración en el nivel de conciencia, inflamación o necrosis local.



Para prevenir las mordeduras de serpiente es fundamental, en primer lugar evitar caminar por campos o sembrados sin el calzado adecuado (botas cerradas y altas y pantalón largo). Evitar la presencia de basuras o escombros en las cercanías de la vivienda.