Miasis.
 

Miasis.


La miasis se debe a la presencia de larvas de mosca que penetran la piel. Hay que diferenciar dos tipos de miasis: la africana, debida a Cordylobia anthropophaga, que se localiza en áreas de la piel cubierta por prendas de ropa donde las moscas han depositado sus huevos, generalmente mientras la ropa ha estando secándose al aire libre; y la americana, debida a Dermatobia hominis, adquirida por la deposición de los huevos de la mosca en la superficie de
que pican a las personas y otros animales. Es una lesión frecuente en la cabeza y zonas expuestas de la piel de los viajeros a Costa Rica y otras zonas de Centro América y del Caribe. La larva crece y en 4 a 10 semanas protruye sobre la piel en busca de oxígeno. Para su curación es preciso taponar la toma de aire con vaselina o bacon y proceder a retirarla completamente con unas pinzas. Nunca se debe intentar retirar apretando con las manos la lesión ya que es tanto ineficaz como doloroso. En ambos casos son frecuentes las sobreinfecciones bacterianas.
 

Cortesía Prof.  Requena.