Legionelosis.
 

Legionelosis.


Legionella pneumophyla es la reponsable de varios síndromes clínicos pero el más característico es una neumonía de las denominadas “atípicas” caracterizada por fiebre, tos escasamente productiva, insuficencia respiratoria y síntomas digestivos (diarrea, nauseas, etc). La enfermedad puede ser potencialmente muy grave cuando hay afectación bilateral en personas mayores o con enfermedades pulmonares previas.


Realmente el riesgo para el viajero es mínimo. Tan sólo se han comunicado algunos brotes epidémicos en hoteles y cruceros provocados por la diseminación de la bacteria a través de la contaminación del agua de refrigeración de las torres de aire acondicionado.


Es realmente poco lo que se puede hacer de forma individual para prevenir esta infección puesto que no se dispone de una vacuna eficaz.