Heridas por corales.
 

Heridas por corales.


Algunas especies de corales, como el coral rojo, contienen nematocistos que producen el mismo tipo de lesión que las medusas. Suelen ser más graves los cortes producidos por el duro exoesqueleto, pudiendo quedar como cuerpos extraños provocando lesiones ulcerativas crónicas. El tratamiento consiste en la limpieza adecuada de la herida y desbridamiento si fuera preciso.