Fiebre africana por garrapatas.
 

Fiebre africana por garrapatas.


La fiebre africana transmitida por garrapatas está producida por Rickettsia africae y es endémica en varios países de África subsahariana y Guadalupe. La enfermedad se transmite por picaduras de garrapatas de la clase Amblyomma que generalmente pica al ganado y otros animales de los parques naturales (ciervos, etc). Es muy prevalente entre la población local y también es una infección de riesgo para los viajeros, sobre todo aquellos que visitan los parques naturales en safaris fotográficos o de caza. Habitualmente se presenta en forma de brotes epidémicos afectando a varios individuos de la misma expedición.


La enfermedad se caracteriza por la presencia de una o múltiples picaduras frecuentemente localizadas en las extremidades, fiebre, exantema cutáneo, cefalea y malestar general. La evolución es benigna en todos los casos y responde muy bien al tratamiento con tetraciclinas.