Amebiasis.
 

AMEBIASIS


La amebiasis es una enfermedad infecciosa causada por un parásito  intestinal llamado Entamoeba histolytica. La infección se origina por la ingestión de agua o alimentos con contaminación fecal,  como verduras, ensaladas y otros alimentos crudos o que no están adecuadamente lavados, o por transmisión fecal-oral directa. La mayoría de los individuos son asintomáticos o presentan síntomas diarreicos mínimos. En unos pocos casos, aparece una infección intestinal invasiva o extraintestinal.


Los factores de riesgo más importantes para adquirir la infección son el bajo nivel socioeconómico, residir en instituciones y las relaciones ano-orales. La enfermedad invasiva se asocia con exposición a cepas patogénicas, con capacidad invasora de la pared del intestino, que son más comunes en ciertas regiones geográficas como son algunas partes  de Méjico, Sudáfrica e India.


La amebiasis puede presentar tres formas clínicas diferentes:


Hay una forma que se caracteriza por  tener un curso más leve y que antes se denominaba forma “no invasora”. Supone el 99% de los casos y se caracteriza por la aparición de diarrea leve y molestias abdominales aunque en el 90% de los casos es una infección asintomática. Hoy sabemos que esta infección está producida por la ameba denominada Entamoeba dispar, que carece de la capacidad de invadir la pared intestinal, pero que tiene un aspecto al microscopio similar a E. histolytica, la ameba invasiva.

Otra correspondería con la forma “invasora” caracterizada por dolor abdominal tipo retortijón, diarrea con deposiciones sanguinolentas, fiebre, pérdida de peso o de apetito y cansancio.

Además puede haber afectación extraintestinal, sobre todo hepática y con menos frecuencia pulmonar, cutánea y cerebral


Para el diagnóstico se hace un estudio de heces frescas (repetido, si es necesario) en busca de los parásitos. También son útiles los estudios de sangre para detectar anticuerpos. En ocasiones se necesitan pruebas de imagen (ecografía, scanner) para el diagnóstico de otras formas de la enfermedad como pueden ser los abscesos hepáticos.


Para el manejo terapéutico deben seguirse unas medidas generales como son: aporte abundante de líquidos con los electrolitos que se pierden con las heces (sodio, potasio…) según lo indicado en el apartado de diarrea. El fármaco de elección en la amebiasis es el metronidazol. Es importante tener en cuenta que este medicamento no debe usarse en caso de alergia y que no son seguros durante el embarazo.


Aunque la amebiasis invasora no tratada puede ser mortal, por lo general, el tratamiento induce mejoría en unos pocos días. Algunos pacientes con colitis amebiana presentan síntomas de intestino irritable durante semanas después del tratamiento efectivo.


Para prevenir la adquisición de esta infección es fundamental asegurarse de que el agua y los alimentos no cocinados están debidamente tratados. En caso de duda conviene tomar únicamente agua y bebidas embotelladas, infusiones y alimentos cocinados. No hay vacuna disponible para esta enfermedad.